Todos los que viven en Villaquien adoran la Navidad… ¡pero al Grinch, quien vive al norte de Villaquien, no le gusta en absoluto! Desde su guarida, en lo alto del Monte Crumpit, el Grinch puede oír los ruidosos preparativos navideños que tienen lugar en Villaquien. Envidioso de la alegría de los Quien, planea bajar al pueblo, y robar todos los adornos y regalos navideños, y así impedir que llegue la Navidad. Sin embargo, descubre que, a pesar de haber conseguido robar todos los regalos y adornos de los Quien, la Navidad llega igualmente. Entonces se da cuenta de que la Navidad es mucho más que regalos, adornos y banquetes.

Ninguna Navidad está completa sin esta alentadora historia del Grinch, Max, Cindy-Lou y el resto de habitantes de Villaquien. Al igual que el muérdago, los bastones de caramelo y un villancico, el Grinch es algo fundamental en la Navidad, y su historia es un regalo perfecto que disfrutarán tanto niños como adultos.