En este maravilloso libro, Mariano Sigman realiza una exploración de la fuerza de las palabras para reinterpretar nuestra experiencia emocional y cambiar lo que sentimos y lo que podemos llegar a ser.

En el intercambio de ideas se vuelven visibles procesos mentales que sin él permanecerían enterrados. Esta es una oda a la conversación generadora de cambio y a la búsqueda de la mejor versión de nosotros mismos.