Los hermanos juegan juntos, se pelean, se abrazan, se hacen reír y llorar. Pero, por encima de todo, permanecen unidos por un lazo invisible que los acompaña en el camino de la vida.

Un libro que no puede faltar en la biblioteca de la familia. Tanto la narración poética como las ilustraciones son un bellísimo homenaje a los hermanos.

Es el tercer libro de la serie “Amor de familia”. La ilustración es maravillosa, es un libro para disfrutar y volver a leer cada tanto.