Me encanta llegar al final del libro y encontrar algo más que me sorprenda, más aún cuando invita a los lectorcitos a crear y poner manos a la obra.

León tiene una bici nueva, quiere aprender a andar, pero tiene miedo de intentarlo porque cree que no lo va a lograr. Su abuelo lo alentará y acompañará a enfrentar este desafío contándole cómo aprendió él cuando era chico y le dará un regalo muy especial. Juntos aprenderán, que enfrentar los desafíos acompañados nos vuelve más valientes y que los errores son magníficas oportunidades de aprendizaje.

Incluye un apartado para padres.