Esta canción de Mariana Baggio, con melodía de reminiscencias entre árabes y klezmer, recupera la experiencia inolvidable de ver pasar el tren. Las ilustraciones de Natalia Colombo resultan ideales para que los adultos que leen a los bebés y a los más peques, les vayan nombrando y señalando a los personajes y animales que se encuentran en cada vagón. Así, entre canción e ilustración, y tal como le sucede a Manuel, el protagonista de esta historia, este es un tren que “gusta y asusta”.

Es un libro de cartón rígido, de un tamaño ideal para agarrarlo con comodidad. Además tiene los bordes redondeados, y no es tóxicos: se puede babear, morder y llevar debajo de la almohada. Incluye el código QR al video de la canción. Y si tu hija o hijo ya tiene Ver pasar el tren y le gustó demasiado, otro cartoné que también le puede encantar es Ñam!